Modas, absurdos, ideas, audio en el 2015

Cosas que se le van ocurriendo a uno. Puede ser, tal vez me equivoco.




-Un buen sistema de audio empieza con: paciencia y más paciencia al integrarlo, el dinero es secundario a un sistema bien pensado y planeado.

-Hoy y siempre, el máximo valor que se puede tener es desarrollar un criterio propio, bajarse de la ola de modas, tendencias impuestas y el terrible caso de querer agradar a otros, busca lo que tu deseas conforme a lo que tu deseas, sí, instrúyete, busca una linea rectora técnica que defina tu criterio y adelante, lánzate a la aventura de la reproducción de audio de gama alta.

-La tornamesa y el LP han regresado pero así como lo han hecho en buena medida no son un sistema de audio superior sino un mero fetiche del neo gurú veinteañero o del nostálgico empedernido.

-NO HAY SISTEMA ANALÓGICO QUE SEA DIGNO DE SER TOMADO EN CUENTA CON UN MAL PRE DE FONO Y UNA TORNAMESA DE MINICOMPONENTE O DE DJ (TAL VEZ A MENOS QUE SE MODIFIQUE).

-Considera que "la gloria del audio analógico" se muere apenas la pasas a MP3 o que no es tal - en el mejor sentido analógico - si los caros LP's que compras fueron grabados en digital originalmente.


-Audio HD, bueno, yo le conocí hace 10 años y más como SACD o DVD-A, incluso mencionaré al HDCD pero la industria discográfica y de electrónica misma se encargaron de sepultarlos con su codicia. Hoy en medio de una crisis de ventas que sale de su control lanzan la iniciativa HD que si ofrece alguna ventaja lo hace en principio para los negocios de los sellos discográficos, los precios no son mejores y su calidad no del todo demostrada como superior - menos si el resto de tu sistema es modesto - no puedes valorarla si es tan buena como te la promueven si solo has usado MP3 o audio comprimido en los últimos años pero nunca has tenido un reproductor de CD/SACD de buen nivel o un DAC de elevadas prestaciones o un sistema analógico bueno.

-Lo vintage es solo bonito para ver si ese es tu gusto, la nostalgia le está pegando fuertísimo a más de uno. Si eres joven no caigas presa de engaños no por ser vintage es mejor, solo es viejo, y viejo tampoco implica clásico. Falso que equipos de los 70's, 80's o 90's suenen mejor que los actuales en su mismo rango, FALSO a todo nivel, salvo contadas excepciones, como siempre del audio de excepción. Yo he vivido casi 30 años de mi vida en esto, y con experiencias de escucha el hecho es que los aparatos de antes que ahora muchos veneran los recuerdo con sonidos chillantes, estériles y agresivos. Claro, si solo has tenido audifonitos, bocinitas de teléfono o computadora un equipo añejo te sonará a gloria, sí, es un buen inicio pero no te engañes ni te dejes engañar, menos si te piden sumas absurdas "argumentando" que es vintage, mejor o un clásico. Haz la prueba, equipos actuales aun de nivel medio suenan mejor que sus productos equivalentes de hace unos 10 años o más. En mi caso me parece más sensato tener un sistema actual que tenga un buen desempeño que uno vintage que solo agrada al ego, las memorias o que en otros casos solo emociona ya a uno que otro veterano que solo recuerda con ellos cuando su oído le funcionaba algo mejor tal vez.

-Si crees que empezando a comprar una patineta, venderla y comprar una bicicleta, venderla y comprar una motoneta y así sucesivamente puedes llegar a comprarte un sedán europeo de lujo permíteme decirte que lo que seguramente va a pasar es que vas a hacer muchos gastos intermedios, despilfarro de dinerito por aquí y dinerito por allá, alegrarás a muchos vendedores oportunistas, sean tiendas o personas y muchas veces te alejarás de lo que deseas y otras veces te acercarás pero estarás más a la deriva que en ruta, lo he visto, sé de lo que hablo y no ganas, normalmente pierdes dinero.

 -Define un plan, prioridades y lo que deseas, marca un presupuesto DEFINE TUS CRITERIOS y a valorar y escuchar. La mejor consejera es la paciencia, ahorra y adquiere algo de lo que estés seguro.

-Si crees que gastando en equipitos tendrás un gran sonido te equivocas, equipitos=soniditos. Sí, existen productos que ofrecen un excelente valor de compra, los hay, y los hay en cada rango de precio pero milagros NO EXISTEN. Mejor ocúpate de crear un sistema equilibrado y balanceado y no de encontrar el equipo milagroso que resolverá todo. Recuerda que no escuchamos equipos aislados sino sistemas completos en acción Y NO OLVIDES darle una ayudada a la acústica de tu habitación, aunque sea de forma básica con mucho te recompensara tu esfuerzo, es fundamental aunque no armes el Carnegie Hall o la Ópera Estatal de Viena, como también a muchos de los que venden acústica les encanta hacer creer a fin de embolsarse jugosas ganancias resultado de abultados precios de venta por su «arte y sabiduría».

-Si vas a empezar a valorar equipos de audio, no te guíes por distractores como formatos o conectividad, si buscas un buen audio lo primero que debes valorar, siempre, en todo equipo, es lo resuelto, sobrado, redundante y/o puro de su etapa de alimentación. Es lo primero, punto. Lo demás viene después.

-"Mejores" audífonos, grandotes, no te ayudaran a escuchar mejor lo que la compresión digital ya sacrificó.

-Bicableado. Doblemente difícil de justificar. Si quieres gastar y que tu psique sea la que escuche y no tu sistema auditivo entonces bicablea y si quieres más incentivos bicablea con cable ultra exótico, pelo de barba de "Ñu tibetano" podría ser el dieléctrico ideal,claro nada es gratis y menos de tan extraña especie. Olvida el bicableado o bi-negocio para quien vende cable, no veo sentido alguno en ello, resuélvelo usando puentes entre las terminales con el mismo cable de tus bocinas eso bastará, piénsalo, es en escencia lo mismo y siendo un tramo menor implica además menores posibilidades de señales parásitas según lo verían los audiófilos, doble ventaja.

-Hay cables malos, diferentes tipos de cables buenos y cables joyas en el sentido más peyorativo. Aunque defiendo que el uso de un buen cable sí influye en el sonido dadas sus acarcterísticas eléctricas, de conexión y de interacción con los equipos es sin embargo un aspecto de afinación personal de un sistema y muchas veces depende de las características de los equipos el desempeño percibido del cable. Al final de cuentas lo veo como la necesidad de una buena conexión con la posibilidad de dar un toque personal al sonido del sistema. Recordemos que un cable es como una ventana: el marco, las cualidades del vidrio serán aspectos que influyan en el sonido de una manera u otra así como percibimos el otro lado por la ventana pero sin que esta cambie nada en realidad de lo que hay en el otro lado solo nos dejará percibir en mejor, peor o diferente medida lo que está del otro lado. Un buen cable sirve para el fin que se persigue pero la joyería audiófila la dejaría en un segundo plano si de lo que se trata es de audio y no más que audio.

-En años nunca nadie me ha sabido decir ni he podido definir en acuerdo ¿Cuanto es caro? Así que los costos y precios son asunto de cada quien, solo líbrate de ganchos y trucos de vendedor y mercadotecnia, un equipo de audio no lo hace a uno estrella, ni candidato a la portada de Forbes ni posible para reportaje en la revista Caras y Gente ni nada similar. Olvída querer agradar o sorprender a otros con tu sistema, eso no siempre sucede, disfrutalo tú.

-El recelo que hay contra el audio high end por su precio y "abusos" (que sí hay algunos pero tampoco es la mayoría) rápido se olvida cuando pones unos billetes de más en las bolsas de los aficionados, aunque sean billetes imaginarios, hace tiempo hice una sencilla encuesta «¿Cuanto gastarías en tu sistema de audio si el dinero no fuese problema?» No me extrañó ver que críticos aisduos y virales del audio high end dispondrían sumas enormes para un sistema, lo mismo hicieron los críticos de tipo "anti snake oil/pseudo-científicos de foro" o de los "revolucionarios/socialistas del audio", todo mundo le dió rienda suelta a su dinero imaginario y se hizo un sistema mental sensacional. Con dinero la gran mayoría se inclinó hacia el audio de muy elevadas prestaciones y precios. Yo opté por mantenerme más o menos en el rango que es mi linea, por que es lo que juzgo sensato - tal vez no lo sea - con o sin dinero, unos billetes más, aún imaginarios no cambian afortunadamente mi perspectiva.

-En esta actividad tengo la convicción que muchos fenómenos puden ser meros trucos o deseos de creer, problemas de valoración, pero no todos, y lo digo sinceramente, creo que un buen número de dudas en algún momento encontrarán su respuesta correcta y no necesariamente desde el audio sino desde otras áreas de investigación aparentemente no tan ligadas, neurociencias principalmente y no desde un cuarto con pruebas que lo único que dejan claro es que tales pruebas solo sirven para no escuchar diferencias notables la gran mayoría de ocasiones, sin embargo al momento es lo mas objetivo y serio que hay y como sea debe tenerse en cuenta lo que de ellas resulta y se concluye.

-Burn in... ¿ Burn in del equipo o de la mente o de las células o de todos ? Creo que es un caso peculiar, sin descartar los cambios eléctricos y mecánicos que ocurren en los equipos bien vale la pena y es casi obligado considerar también si no es en cambio o adicionalmente un factor mental y no psicológico sino incluso fisiológico, según una investigación reciente las células del cerebro se adaptan a entornos de ruido según sea necesario para hacer llevadera la situación, ok es ruido pero ¿Podría suceder al revés es decir no con ruido sino con una escucha enfocada? ¿Podrán adaptarse las células o mente para una mejor escucha de un equipo? Por otro lado ¿Les ha sucedido que un album a la primer escucha no parece gran cosa pero con mayor número de veces que se escucha va tomando sentido y mayor interés? Seguramente sí, entonces esto deja un indicio que valdría considerar.

-La expectativa es una bestia que más vale dejar fuera cuando se evalúa un equipo o un sistema, es traicionera y engañosa, solo es leal a sí misma. Mejor solo escuchar y punto no esperes nada, solo escucha.

-Hay casos que fácilmente pueden responderse con un sí o un no, pero no todo, tampoco una valoración amplia e incluyente debe ser un paseo por los caminos de la opacidad, manipulación y engaño a conveniencia y si no se es claro por lo menos remitirse a una prueba de lo más simple a gusto del interesado.

-Hay que hablar claro y mantenerse claro de aquello que es claro, de lo raro, peculiaridades y demás casos, sin descartarlos pero mejor dejárlos en un segundo plano, personal, que cada quien decida.

-Si son necesarias las palabras, argumentos y textos para justificar y tratar de hacer entender y describir el sonido de algo cuyo sonido por sí mismo no se presenta de tal manera y se muestra alejado de todas las virtudes relatadas en palabra o texto para el escucha entonces mejor mantenerse alejado, sea cual sea la razón, simplemente no resultó, así sucede, no busques convencerte ni te dejes convencer de algo que al final de cuentas no estás escuchando. Cual sea el caso, si tu no lo escuchas para tí no es, incluso si es un problema fisiológico o de apreciasión de escucha, hay de dos, tal vez no hay tal mejora de audio o tal vez aún te falta madurar tu capacidad de escucha, pero si no estás seguro, cual sea la razón no gastes escuchando equipos de audio «de papel o palabras»

-Cualquier cosa muy buena, por buena que sea pero muy cara merece mi admiración pero es mucho menos que la admiración que tengo a aquello que a precios razonables logra altos niveles de desempeño, mayores en proporción a aquello muy caro. Con mucho dinero hasta se llegaría a Marte y más allá incluso, eso no es algo que vea como un gran mérito, el mérito para mí radica en hacerlo a un menor costo, sea llegar a Marte o en lograr un sistema de elevados alcances.

-Al ser productos y como tales objetos de consumo hace obligado tener siempre una valoración de costo y beneficio, por eso nunca hay que perder de vista el precio y la proporción de costo/beneficio y valor de compra.

-Y obvio los millones de Watts PMPO que presumen los equipos masivos no de audio, de escándalo creo que «sonarían» mejor en un foco que en unas bocinas. Nada más enternecedor que ver un grupo de aficionados a lso minicomponentes haciendo pruebas de valoración de audio montando hasta las bocinas ambientales al frente y subiéndo el volúmen hasta que su instalación eléctrica empieza a fallar.

-Y del car audio de altísimo SPL, cascabeles y golpeteos, enormes woofers y demás cosas ni hablo, decir algo resultaría en el mejor de los casos un insulto a la salud mental de muchos.

-¿Dj's? ¿Me repite la pregunta?










2 comentarios:

Joshua' Rodriguez dijo...

excelente la manera en que plantea las cosas! Un aplauso.

Jeff A dijo...

Le verdad de manera dura y pura. Lo importante es que disfrutes lo que escuchas. Tuve un Marantz multicanal, para oír música (!), lo use hasta en 5.1, y lo disfrutaba, esa etapa acabó y ahora busco solo oír en estéreo. Hay modas, tendencias, novedades de audio y siempre las habrá. Lo importante es probar y seguir probando hasta encontrar ese equipo, ese que te haga decir "me sepultarán con él".