Romex Vega y una brevísima semblanza del Hi-Fi mexicano.

¿Cuántas marcas diseñadas y fabricadas en México puede listar actualmente el aficionado promedio al audio Hi-Fi y/o de gama alta, high end, esotérico o de excepción? ¿Ninguna? ¿Una? ¿Tal vez tres?
Sin duda el fabricante de mayor proyección ha sido en los últimos tiempos Margules  / Magenta de Julián Margules, una empresa de larga trayectoria que ha logrado y sigue recibiendo buena cantidad de reconocimientos por el desempeño de sus equipos. Atrás han quedado ya Triana de Bernardo Stockder (quien estuvo detrás también de la muy conocida Labrador/Hi-Fi Club) o el intento de Mauricio Coste y su MB Audio  penosamente nunca valorado como debía serlo, Suono no tengo noticia que siga promoviendo sus baffles de uso residencial, también en un pasado más distante, si tengo bien entendido, quedaron los equipos desarrollados por Gonzalez Camarena (desarrollador de una tecnología de TV a color y a cuyo honor se designó el canal 5 XH-GC) o uno de sus hermanos  y seguramente en el olvido hay más de las que ni noticia o dato alguno he podido conocer. Hoy día algunas aventuras existen o subsisten en el ramo cada una con su orientación y credo propio, con mayor o menor proyección pero sin duda tratando de mantenerse por lo menos haciendo lo que les gusta en un mercado que si en la escena internacional es cada vez más difícil en México por múltiples factores es aun peor. Así tenemos hoy día a Ozval Audio con equipos a bulbos, Aletheia AV y su propuesta de bocinas, equipos y accesorios, Deja Vu / Afaudiolab, Wizard Audio y Radio Comercial de Guadalajara que se ha enfocado más últimamente en equipos de audio para uso comercial. ¿Quién más? Seguro debe haber más, en todo caso y en general mi reconocimiento a todos ellos por que vaya que es una tarea más que ardua y compleja tratar de llevar a buen fin un proyecto en este ramo en un mercado tan pequeño como el mexicano y con las complicadas circunstancias socio-culturales-económicas.
Si revisamos unas décadas atrás encontraremos que en los 70's y 80's compañías trasnacionales fabricaron en México equipos, así la maquiladora Deltra International para SONY o Telefunken de México, Philips Mexicana o Panasonic de México son algunos casos de lo anterior, equipos que aun hoy día siguen funcionando como ha sido mi experiencia propia y en bastantes ocasiones fueron diseños creados en México específicamente para el mercado mexicano pero dentro de un complejo corporativo con facultades mundiales. Otro caso que tengo presente es el de Corporación Mercantil de México fabricando tornamesas y equipos bajo la marca Stromberg Carlson. Otra compañía que hubo en los 70's fue Romex Vega, a pretexto de la cual este escrito.
Romex Vega la cual nunca he tenido oportunidad de conocer fue al parecer un prominente esfuerzo que logró atinadamente conjuntar virtudes de fabricación a mano en pequeña escala (uno de los aspectos que normalmente definen al high end), desempeño de elevada calidad y además una pujante actividad comercial que en algún momento le abrió las puertas a mercados internacionales, ciertamente siempre ha habido intentos en este país. Gracias a Lc Cl en Facebook que abordó el tema y aportó para el mismo, así como al buen trabajo de mimecanicapopular.com podemos ubicarnos en Marzo de 1974 y leer lo que en el número de ese mes Mecanica Popular publicó y más abajo unas fotos de esos equipos Roberts / Romex Vega




6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, alguien podría comentar que transistores usaba en los pre de phono el Roberts 6000...

tured mali dijo...

Tengo a la venta un Romex Vega S 200 a bulbos, en muy buen estado cosmético y de funcionamiento. Mi correo es gmelani53@gmail.com

Roger Taylor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Hola a todos, leer de Roberts/Romex-Vega me trajo recuerdos! Por 1971-78 me dediqué en serio al Audio. Estudiaba ingeniería, y ello me pagaba mis gastos de estudiante. Construí muchos pares de “Bafles”, instalé numerosos equipos (un buen cuate vendedor “estrella” de Sanborn’s nos recomendaba con sus clientes para que en vez de gastar su dinero en la pobres ofertas de “bocinas” mexicanas, nos llamaran para hacerles una buena instalación, fabricarles a mano un mejor par de “bafles” y calibrarles su equipo para dejarlo sonando óptimamente, y enseñarles a muchos en qué consistía el arte del sonido reproducido correctamente, porque no sabían o estaban acostumbrados al típico sonido mal llamado “alta fidelidad” ( “Boom-and-Tizz Brigade” o “Ponchis-Ponchis”: graves pasadísimos y agudos sibilantes) Nuestros bafles en cambio, hechos en pares numerados (izquierdo y derecho, imágenes de espejo), modificábamos los altavoces, calibrábamos los “Crossovers”, quitando o añadiendo una ó dos vueltas a las bobinas, midiendo al 1% los capacitores, dejando ambos bafles de cada par idénticos en su respuesta.
Varios años mi vecino y yo nos dedicamos al pequeño negocio, nunca tuvimos fábrica ni oficinas, el esfuerzo lo hicimos de la manera más profesional y con verdadera pasión. Allí fue que me encontré con la marca “Romex-Vega” que Sanborn’s vendió por años. Su principal atributo: ningún equipo sonaba igual que otro; todos los ejemplares sonaban algo diferente, porque su fabricación era muy artesanal pero las limitaciones económicas los han de haber obligado a limitar el tiempo ($) destinado a ajuste, hubo aparatos y bafles con sonido melodioso, y otros con sonido áspero y estridente. Bafles medianamente entonados (Bass-Reflex), y otros ejemplares mismo modelo completamente fuera de entonamiento debido a cambios en la rigidez de la suspensión y variaciones en la bobina de voz de las bocinas “Multivox” que empleaban como Woofer, y que al hacer los gabinetes todos iguales, los ductos quedaban mal sintonizados. Sus "Tweeters" Multivox de cono también variaban tremendamente (Culpa de Telefunken, pero debió ser detectado y corregido por Romex-Vega). Pasan los años y la empresa decae, y en algún momento aparecieron lo que llamamos coloquialmente “trampitas” ó “cochinadas”: amplificadores de bulbos que traían enormes “botes” encerrando los transformadores de salida, pero que al fallar y ser reparados revelaron traer pequeños transformadores en su casi vacío interior, y para colmo rellenaron el hueco con papel periódico arrugado empapado en Resistol blanco, el aparato lucía como el clásico Marantz ó MacIntosh, pero los transformadores de salida en realidad eran de los del callejón de Aldaco, República del Salvador; y la calidad del sonido desapareció. Desgraciadamente las empresas mexicanas insistieron en seguir con los mismos diseños arcaicos de siempre, cero mejoras; pero bajaron costos, como los bafles de Fapartel con paredes de madera mas o menos sólidas, pero les pusieron las tapas traseras de fibracel de 6mm y sonaban espantoso! Los tornamesas “Garrard SL-65” hechos en México, aceptables al principio, pero que en sus últimos años se atoraba el brazo aún a la máxima fuerza aplicada al fonocaptor Shure M44-7, sustituyeron los baleros del plato y metían un "Rumble" tremendo. Nosotros los modificábamos removiendo todo el mecanismo cambiadiscos para dejarlos como una tornamesa manual, pero llegó el momento que eran basura. En resumen, las pocas marcas mexicanas que aspiraron al “HiFi” duraron mientras estuvo prohibida la importación. Cuando entraron equipos extranjeros, la baja calidad de los equipos mexicanos les cedió el mercado. Primero Gradiente do Brasil, luego Polyvox, luego las japonesas como Kenwood, Sansui, Pioneer, etc.(en realidad eran "Mid-Fi" y no realmente Hi-Fi) pero que terminaron barriendo literalmente los restos de lo que alguna vez estuvo “Hecho en México”.

CARLOS AGRAZ dijo...

Hola a todos, tendrán un diagrama esquema del Roberts 6000 se los agradecería infinito. Quisiera repararlo y dejarlo al �� si es posible. Muchas gracias. agrazcarlos@hotmail.com

Roger Taylor dijo...

Hola a todos, los que tienen un amplificador roberts 6000, vendo el juego de transistores de pre y phono....ORIGINALES para quien se interesa arreglar y revivir su roberts, fueron removidos de un amplificador que restaure completamente, tambien si estan interesados en restaurarlo perfectamente con componentes de alta calidad... yo puedo hacerlo....
mi correo es... roger_taylor_hi-end@hotmail.com
whatsapp... 8332397603
saludos...